Archivos de la categoría ‘FIAT’

FIAT 600 JOLLY 1966

Publicado: septiembre 29, 2012 en AUTOS, FIAT
Etiquetas:, , , , ,

Fiat 600 Jolly – Capri – 1966.  Escala 1:43

Colección: OLA, México.

Fiat 500 Tributo Ferrari. Escala 1:43

Colección: OLA, México.

FIAT 500 ABARTH, 2008

Publicado: diciembre 6, 2010 en AUTOS, FIAT
Etiquetas:, , , ,

Fiat 500 Abarth, 2008. Escala 1:18

Fiat lanzo de manera oficial el 500 Abarth en el Salón Francés de París, teniendo como carta de presentación una velocidad máxima de 205 km/h y una marca de aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, un pequeño bólido que es capaz de batir en prestaciones al Mini Cooper y que casi no tiene rivales directos.  El secreto mecánico no es otro que el motor 1.4 16v T-Jet que ya monta el Grande Punto Abarth y que posteriormente se incorporaron a más modelos del grupo Fiat, como el Alfa Romeo MiTo.

En el caso del 500 Abarth desarrolla 135 CV de potencia y tiene un par de 180 Nm, que se pueden incrementar a 205 Nm con el botón Sport, un mecanismo mediante el cual se varía la respuesta mecánica y se obtiene un mayor rendimiento. La caja de cambios es manual convencional de cinco velocidades; mientras que los consumos y emisiones son bastante contenidos para sus altas prestaciones: 6,5 l/100 km de media y 155 g/km de CO2.

Si ya el Fiat 500 1.4 Sport  hacía gala en su interior de un claro ambiente racing, este 500 Abarth va más allá. Los asientos deportivos pueden ser de piel roja o negra y llevan las cabeceras integradas a modo de bacquet, el volante y el cambio van forrados en piel y con pespuntes rojos, el pedalier es de aluminio y en el cuadro de mandos aparece un reloj que indica el momento óptimo de cambio de marcha y mide la presión del turbo.

Llama la atención el Blue&Me TM MAP. Se trata de todo un sistema de telemetría –como en la Fórmula Uno- mediante el cual se almacenan datos de velocidad, marcha en la que se circula, etc; e incluso mide tiempos en circuito. Por lo que se refiere a puesta punto y equipamiento, el 500 Abarth cuenta con equipos de suspensión y frenos mejorados, con llantas de aleación de 16 pulgadas y neumáticos 195/45 (opcionalmente 205/40 R17), control electrónico de estabilidad con ayuda al arranque en pendientes, TTC (sistema de control del par motor) o siete airbags entre otras cosas.

Colección: OLA, México.

FIAT 500, 1969

Publicado: abril 29, 2010 en AUTOS, FIAT
Etiquetas:, , ,

Fiat 500, 1969. Escala 1:18

Hay automoviles que pasan a la historia por ser portadores de innovaciones tecnológicas y de estilo, y hay otros que merecen ser recordados por lo que han representado en la vida cotidiana de toda una generación o de un país entero. Pocos consiguen unir estos dos conceptos: técnica y sentimiento. Y por lo tanto, dejar una huella indeleble, convirtiendose en un icono de su época.  El Nuevo 500 es uno de estos automoviles. Durante sus 18 años de vida, desde 1957 hasta 1975, se fabrican exactamente 3.893.294 unidades que permitieron a los italianos y muchos europeos satisfacer una necesidad de movilidad individual que a principio de los años 50’s estaba en pleno auge. Además con el Nuevo 500 finaliza, más que con el 600 (1955), la fase de emergencia post-bélica de la motorización y de la industria automovilistica italiana y empieza la era de la busqueda del confort.

El Nuevo Fiat 500 tiene su lanzamiento el 4 de julio de 1957 con un acabado excesivamente espartano, únicamente con dos asientos y una banqueta trasera. Tiene capacidad para 2 personas pero permite cargar 70 kilogramos de equipaje (una ventaja importante en ese tiempo). El 500 tiene 2,97 metros de longitud, 1,32 m de anchura y 1,325 m de altura. En vacío pesa 470 kg y a plena carga 680 kg. La línea, redondeada y proporcionada, recuerda a un huevo y se caracteriza por la lona que cubre todo el techo, como en el caso del 500 Topolino. El techo incluye la luneta trasera de plástico transparente. El diseño del Nuevo 500 fue realizado por Dante Giacosa. El motor del 500 es de gasolina de 2 cilindros en línea refrigerado con aire – el primer ejemplar de este tipo en Fiat – de 479 cm3 de 13 CV/Cuna. El cambio es de 4 velocidades con inserción de entrada rápida para la segunda, tercera y cuarta velocidades, el freno es hidráulico en las cuatro ruedas. Dispone de una transmisión de semiejes oscilantes y de una tracción trasera con el propulsor que, por segunda vez en toda la historia de la empresa de Turín, después del 600 nacido en 1955, está situado en la parte trasera del automóvil. Alcanza una velocidad máxima de 85 km/h y tiene un consumo medio de 4,5 litros/100 km.

La versión aparecida en septiembre de 1968, tiene una misión clara: cubrir la demanda de una clientela que desea un automóvil más completo, más distinguido y más lujos. Se trata de automovilistas dispuestos a gastar 525.000 liras, es decir, unas 100.000 liras más que para el 500 F. El marketing, la evolución de los gustos y el cambio del estilo de vida llevan a los hombres de Mirafiori a realizar un automóvil que, en su época, se convertiría en un pequeño símbolo del status social. Empieza el fin de la era de los automóviles austeros, ya que los clientes quieren algo más. En cuanto a mecánica y prestaciones, el 500 L no sufre demasiados cambios (motor de 499,5 cm3 de 18 CV, velocidad máxima 95 km/h y consumos que descienden hasta 5,3 litros/100 km de los 5,5 litros/100 km del 500 F. Sin embargo, la estética del 500 L cambia tanto en el interior como en el exterior. La adopción de espolones cromados en los paragolpes delantero y trasero aumenta su longitud, pasando de los 2,970 metros del 500 F a 3,025 metros (además, el peso aumenta 10 kilogramos más y llega a 530 kilogramos en vacío). Las luces delanteras y traseras cambian de manera radical: los dos faros redondos delanteros, los indicadores de dirección y las luces traseras ven aumentadas sus dimensiones.

Fiat 500, 1969. Escala 1:32

El Fiat 500, es un automovil fabricado por la empresa italiana Fiat entre los años de 1957 y 1975. Lanzado a la venta como el Nuevo 500, fue promocionado como un auto urbano barato y práctico con el fin de afrontar los altos niveles de congestión en las ciudades italianas. El Fiat 500, cariñosamente llamado en Italia “Cinquino”, “Fitito” en Argentina y “Fito” en Chile, es sin dudas uno de los automóviles italianos más famosos, aunque las circunstancias que han llevado a la realización de este modelo no son tan conocidas.

Dante Giacosa toma las riendas del proyecto y después de meses de diseños enfermizos y cálculos, resulta una copia en reducidas dimensiones del Balilla. El 15 de junio de 1936, se pone a al venta el FIAT 500 A, posteriormente nombrada Topolino. Un vehículo modesto por técnica y prestaciones, cuyo precio fue de 8.900 liras (veinte veces el sueldo de un operario especializado). Entretanto, en el mismo año Porsche tenía el prototipo definitivo del Volkswagen Escarabajo y lo ofrecía en preventa por 990 marcos, cinco veces el sueldo de un obrero especializado.

El Topolino alcanzo a lograr un discreto triunfo, gracias a la fama de los automóviles italianos; de hecho en la Italia del 1936 circulaban solo 222.000 para 42 millones de habitantes (cerca de un vehículo cada 220 personas), un recuento diez veces inferior al de Francia y cuarenta veces inferior al de EEUU en el mismo año. La producción del 500 Topolino continuó hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Colección: OLA, México.

FIAT 500 2009

Publicado: diciembre 14, 2009 en AUTOS, FIAT
Etiquetas:, ,

Fiat 500 2009. Escala 1.58

El Fiat 500 1.4 de 100 cv sorprende por tener más cualidades dinámicas de las que se le supone en un principio, detalles muy cuidados, cromados por doquier y equipamientos notables siempre parecen querer adornar los inminentes fracasos mecánicos, aunque este no es el caso. No hay nada que esconder y mucho de lo que presumir. Si a nivel estético el 500 te convence el auto es uno de los que más satisfacción dará a su propietario. Por algo menos de 11.000 euros se puede tener el  primero de la gama (un motor 1.2 de 69 cv). El modelo de 1.4 de 100 cv con acabado Sport cuesta 14.790 euros.

La ficha técnica asegura que el 500 rodará a 182 km/h, aunque esta práctica no es del todo recomendable. Lo más criticable quizá provocado por la escasa aportación de su aerodinámica es su consumo de combustible, en sexta velocidad los registros de consumo son aceptables, pero por supuesto mejorables. La cifra media rondará los 5,5 litros circulando por debajo de los 120 km/h. En un ciclo mixto de carretera y ciudad, el registro es de 6,8 litros. En un coche así, y teniendo en cuenta que solo se maneje con un solo ocupante y sin carga, debería ser menos. Si se busca ahorro por encima de todo, el 500 con motor 1.3 Multijet de 75 cv puede bajar la cifra media hasta los 4,2 litros.

El Fiat 500 otorga espacio suficiente para un uso habitual de dos personas, en el espacio hay un volumen de 185 litros en el que caben dos maletas de viaje de forma holgada. Lo mejor es la comodidad para cargar el maletero, ya que la zona de carga tiene una altura más bien baja. Lo que se puede reprochar a la marca es que en un coche de casi 15.000 euros el climatizador no sea de serie. Lo bueno es que por poco más de 1.000 euros extras el coche quedará prácticamente completo: climatizador, navegador Blue&Me y sistema de audio con 6 altavoces y subwofer. El control de estabilidad es de serie con esta motorización.

Colección: OLA, México.