Archivos de la categoría ‘F4U CORSAIR’

F 4U CORSAIR

Publicado: agosto 27, 2009 en AVIONES, F4U CORSAIR
Etiquetas:, ,

F 4U Corsair.  Escala 1:190

A principios de 1939 la US Navy necesitaba urgentemente un poderoso caza naval embarcado, la companía Vought y su jefe ingeniero Rex Biesel empezaron a fabricar un caza llamado XF4U-1. En Mayo de 1940 los primeros protototipos volaron, el nuevo aparato ya designado F4U-1 Corsair, no sólo supero los requisistos exigidos por la US Navy, síno que los supero con creces, en aquel entonces el nuevo aparato poseía unas curiosas alas en forma de gaviota invertida, una cabina reforzada y modernos trenes de aterrizaje. El nuevo Corsair sería un modelo revolucionario, pero hasta bien entrado 1942, no saldría la variante definitiva, el Corsair F4U-1A. El Corsair poseía un motor Pratt & Whitney R-2800-8W de 18 cilindros a 2.000 caballos de vapor con una hélice tripala Hamilton-Standard, el motor podía tener además un tanque de combustible extra lanzable en la parte ventral con capacidad para 604 litros. La forma de las alas de gaviota invertida lo convertían en un temido avión en el ataque en picado, cada una tenia una toma de aire que regulaba el flujo de refrigeración del sobrecompresor y su sistema de aceite. La forma de burbuja de la cabina acristalada daban al piloto una mejor visibildad, ayudándose de los refuerzos de unos montantes bajo esta conocidos como bridcage. La sofisticación de sus trenes de aterrizaje adaptados para asfalato y tierra hacían al aparato aún más perfecto, sobretodo al gancho retráctil para aterrizar en portaaviones.El armamento utilizado por el Corsair eran seis ametralladoras en las alas Colt Bowning M2 de 12′ 7 milímetros y dos bombas subalares de 454 kilos, además podía albergar cohetes de ataque a tierra HVAR junto con las bombas en las alas.

DSC01480

Las primeras versiones del Corsair F4U-1 se incorporaron en los escuadrones de la US Navy VF-12 y VF-17, mientras que otro escuadrón se componía en los US Marine Corps, el VF-124, al entrar en servicio en la guerra ya se habían fabricado 584 aparatos. A partir de ahí saldrían nuevas variantes, la primera el F4U-1D para la RAF británica y la fuerza aérea neozelandesa, otro Corsair para aviaciones de guerra extranjeras fue el F4U-7 utilizado por la compañía francesa Aéronavale. Se fabricó un Corsair nocturno llamdado F4U-2, y también el F2G experimental. Se intento llegar a los 2.300 caballos de vapor con las versiones F4U-4 y F4U-5, llegándo a superar los 740 kilómetros por hora. Las últimas variantes fabricadas fueron los Corsair AU-1 y F4U-6, que participaron en la Guerra de Corea y parte del siglo XX.

DSC01291

La primera experiencia bélica que el Corsair tuvo fue en la Batalla de Guadalcanal en Febrero de 1943, allí obtuvo muy buenos resultados contra los aviones embarcados de la Marina Imperial japonesa, además de ser un oponente de la misma talla que el poderoso Zero. En Guadalcanal quedó descubierta una característica muy buena del Corsair que no se habían fijado los ingenieros, el avión servía perfectamente como aparato de ataque a tierra, picadas y bombardeos tácticos, en la batalla se le equiparon con bombas y cohetes HVAR destruyéndo antiaéreos japoneses, posiciones defensivas y vehículos. En 1943 el Corsair se fue introduciendo en escuadrillas británicas de la RAF, desde Australia despegaban y atacaban las bases japonesas en las Indias Orientales Holandesas, así como las islas Nicobar cerca de la India. En Europa el Corsair se destacó en los helados fiordos de Noruega, allí despegaron del HMS Victorious y alcanzaron con bombas al acorazado alemán Tirpitz dejándolo fuera de combate varios meses, la operación se repitió en varias ocasiones impactándolo tres veces en total. A finales de 1943 los Corsairs norteamericados pudieron haberse distinguido en el ataque que el almirante Nimitz llevó a Filipinas, pero el combustible se los impidió provocándo el aterrizaje de estos en los portaaviones USS Essex y USS Bunker Hill., sin embargo esta escuadra se dirigió a Nueva Guinea en Abril de 1944, donde los americanos gracias a estos aviones consiguieron el control aéreo. El año 1945 fue el más movido para el Corsair, cientos de ellos se distinguieron en la Batalla del Golfo de Leyte atacando barcos enemigos y en el apoyo terrestre a la posterior invasión de Filipinas. Los Corsair utilizaron ese año bombas de napalm en las defensas bajo tierra de la isla japonesa de Iwo Jima para hacer salir a los soldados nipones, un mes después realizaron la misma operación en Okinawa. Los días finales de la Segunda Guerra Mundial los Corsairs los vivieron bombardeando bases y aeródromos en Japón hasta el fin de las hostilidades.

DSC01482

El año 1969, por increíble que parezca el Corsair sería uno de los aviones principales de la Guerra Honduras-Guatemala, provocada por un resultado no deseado de un partido de fútbol entre las dos selecciones. Durante esa guerra, tanto Guatemala como Honduras tenían mayoritariamente en sus fuerzas aéreas a Corsairs y sus antiguos compañeros los P-51 Mustangs, estos dos rivales se enfrentarían en los cielos guatemaltecos y hondureños. Uno de los primeros derribos que hubo fue un P-51 hondureño a un Corsair guatemalteco, los aviones compañeros en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial en 1969 combatían entre ellos. Pero el hecho más sorprendente, es que el último derribo del Corsair en la historia fue el de otro Corsair de la fuerza aérea opuesta. Sin duda el Corsair F4U no podía tener un final y una despedida mejor que cualquier otro avión.

DSC01479

Colección: OLA, México.