Posts etiquetados ‘1954’

JAGUAR XK 120 SE 1954

Publicado: julio 27, 2011 en AUTOS, JAGUAR
Etiquetas:, , ,

Jaguar XK 120 SE, 1954. Escala 1:64

La marca Jaguar comenzó a usarse como tal en el año de 1935, pero su prestigio mundial comenzó a reconocerse en 1948, cuando Sir William Lyons, el fundador de Jaguar, presentó en 1948 el XK 120. Era un coche inspirado en el BMW 328 de antes de la guerra  y podía presumir de ser el automóvil de producción más rápido del mundo, alcanzando una velocidad de punta de 193 km/h. Sin embargo el éxito inmediato que logró tuvo más que ver con su diseño, comportamiento y excelente relación calidad-precio que ofrecía. Muy pronto, el XK se convirtió en el coche favorito de millonarios y estrellas de Hollywood, estaba comenzando la edad dorada de Jaguar gracias a sus victorias en Le Mans en 1951 y 1953. Y es que los C Type que vencieron eran básicamente modelos XK modificados para la competencia.

El primer XK120 se vendió exclusivamente como roadster biplaza y contaba con una carrocería de aluminio fijada a una estructura de madera, la cual a partir de 1950, fue sustituida por otra realizada en paneles de acero estampado; el estilo del modelo original no sufrió ningún cambio. Disponía de una sencilla capota flexible, que sobresalía del marco del parabrisas en V, y a la cual se podían fijar unas cortinillas laterales desmontables. En 1950 se introdujo una depurada versión coupé con techo fijo pero no fue hasta abril de 1953 cuando apareció el coupé descapotable con un excelente equipamiento. La capota flexible era acolchada y de excelente factura, el interior perfectamente equipado y tenia puertas diferentes, ventanillas triangulares pivotantes y elevadores de cristales. El XK 120 era sólo el primero de una serie de tres XK diferentes: en 1954, fue sustituido por el XK140, más potente, mejor acabado e incluso mejor equipado aunque casi idéntico al anterior; en 1957, le llegó el turno al XK150.

Colección: OLA, México.

Mercedes Benz 300 SL, 1954. EScala 1:18

En la historia del automóvil se han producido muy pocos casos parecidos al del Mercedes Benz 300-SL “Gull-Wing” o ” Alas de Gaviota “;  ya que ocho años después de su introducción en el mercado ya representaba (y tenía el valor) de una auténtica pieza de colección. Hablando un poco de la historia de este prestigioso vehículo deportivo tenemos que situamos al inicio de los años 50’s, cuando el Director Técnico de Daimler-Benz, Dr. Nallinger y el Jefe del Departamento de Investigaciones, Ingeniero Uhlenhaut, empiezan a pensar en un coche deportivo con un motor derivado del modelo 300, un austero y prestigioso “berlina”. Detrás de esta idea existe otra: la de volver a empezar una actividad deportiva oficial con los coches plateados de Stuttgart.

Con un entusiasmo desbordante, al cual se une inmediatamente el famoso Director Deportivo “Don Alfredo” Neubauer, un pequeño grupo de técnicos se pone a trabajar y tras días y noches de proyectos y experimentación, producen los bocetos de un prototipo completamente nuevo con un sofisticado bastidor multitubular. Tal es la estructura del chasis cuya única dificultad estriba en la colocación de las puertas; con un rasgo genial, Nallinger y Uhlenhaut “inventan” las puertas que se abren hacia arriba, en forma de alas de gaviota y que darán el nombre, inglés, de “Gull-Wing” a este modelo, siendo en aquellos tiempos algo verdaderamente revolucionario.

En la producción del 300-SL “Gull-Wing” se fabricaron con dos características: para la competición y para el público, el motor era de seis cilindros con inyección directa Bosch y el chasis multitubular. El motor, derivado en su arquitectura general del tipo montado en el modelo 300, es un seis cilindros en línea que tiene exactamente 2996 c.c. con un diámetro de los cilindros de 85 mm. y una carrera de 88 mm, con una relación de compresión de 1: 8,55 y, según una fórmula a la cual Mercedes siempre ha permanecido fiel, un solo árbol de levas en culata, la potencia desarrollada es de 240 CV (SAE) equivalentes aproximadamente a unos 215 (DIN) al régimen de 6.100 r.p.m. El par máximo se desarrolla al régimen de 4.800 r.p.m. Entre otros refinamientos, vale la pena citar que la lubricación es por cárter seco y la presencia de un radiador de aceite.

El chasis multitubular es sumamente complicado y diseñado de forma que garantiza una notable rigidez torsional; precisamente por este motivo se había optado por el revolucionario sistema de las puertas que se abrían hacia arriba en forma de alas de gaviota debido a que por todo lo largo de la “cintura” del coche y por lo tanto también en el lugar normalmente ocupado por las puertas corría la estructura del chasis. La transmisión estaba basada sobre un cambio de marchas de 4 velocidades hacia adelante, todas sincronizadas, el cliente podía elegir entre tres distintas relaciones del puente trasero: una relación corta de 1:3,64 con la cual a una velocidad, en directa, de 100 Km/h correspondían 2.810 r.p.m., una mediana de 1 :3,42 (2.64 r.p.m. por 100 Km/h) y una larga de 1:3,25 (2.510 r.p.m. para 100 Km/h). El coche objeto de este ensayo estaba provisto con el puente “mediano” que fue siempre el más pedido por el público en general. Los frenos son de tambor, tanto adelante como atrás, generosamente ventilados. A pesar del empleo de dos mordazas en los tambores anteriores, el sistema de frenado ha sido siempre objeto de algunas críticas entre los aficionados y aún más, de los detractores del 300-SL. Los neumáticos de origen, normalmente Continental, eran del tipo 6.50-15″, . La suspensión con muelles elicoidales y amortiguadores telescópicos es de cuatro ruedas independientes, según el clásico y bastante discutido sistema de Daimler-Benz.

Colección: OLA, México.

CHEVROLET BEL-AIR 1954

Publicado: marzo 3, 2008 en AUTOS, CHEVROLET
Etiquetas:, , , ,

Chevrolet Bel-Air 1954.  Escala 1:64

En los años 50’s, los jovenes disfrutaban el rock and roll, autocinemas y autos que fueran rapidos y lujosos. El Chevrolet Bel Air vino a ser uno de los mas populares autos americanos debido a su estilo unico, modificaciones en su motor y un precio accesible.

El Bel Air 1954 fue el principio de la nueva, y elegante presencia de Chevrolet. El modelo 54 salio con un motor de seis cilindros con 115 caballos de potencia, su precio oscilaba entre 1,095.00 y 1,295.00 dolares En 1954 los frenos eléctricos, las ventanillas eléctricas y el asiento del conductor accionado también electricamente incrementaron la lista de equipo.

Bel Air. Un nombre que, por sí solo, evoca imágenes de estrellas de cine, mansiones a la orilla del mar y descansados días de verano. Inspirado en el Cadillac Coupe de Ville, el Chevrolet Bel Air de 1950 fue el primer “hardtop coupe” americano de precio económico. La línea del techo rígido, exclusiva de GM, combinaba el desenfadado estilo sin puntales de un descapotable con la seguridad y la solidez de un techo de acero. Se había iniciado la década de los años 50 y el recién estrenado sueño americano conllevaba tener necesariamente una moderna casa de dos niveles en los barrios de las afueras, cenar frente al televisor en el salón familiar… y disponer de un nuevo “techo rígido” en el garaje. Este Chevrolet fue el coche preciso en el momento justo.

Ciertamente, el éxito del Bel Air se debía a algo más que a la aerodinámica línea de su techo. Por sólo 1.741 dólares, el Chevrolet ofrecía una óptima combinación en dos tonos de pintura y unos interiores perfectamente conjuntados. Una opción revolucionaria fue su transmisión automática Powerglide, una primicia Chevrolet en un coche de precio económico.

Después del gran impacto de 1950, durante 1951 y 1952 el Bel Air sufrió cambios mínimos. Una nueva chapa metálica, que aún se parecía más al Cadillac, dio la bienvenida a los fans del Chevrolet en 1953. Ahora, la popular placa distintiva Bel Air ya estaba presente en toda una serie de hardtops, vehículos de lujo y descapotables Chevrolet de alta categoría. Una nueva prestación, también otra primicia Chevrolet en la gama de precios bajos, fue la dirección asistida.


Colección: OLA, México