Posts etiquetados ‘1963’

Chevrolet Corvette Sting Ray ” Muscle “, 1963. Escala 1:24

Chevy Corvette Sting Ray 196312jpg

Chevy Corvette Sting Ray 19631

Chevy Corvette Sting Ray 1963

Colección: OLA, México.

Anuncios

Lotus 25 Coventry Climax, 1963. Piloto Jim Clark. Auto de armar marca Tamiya. Escala 1:20

Desde el inicio del campeonato de Fórmula Uno en el año de 1950, todos los autos han sufrido un gran número de acontecimiento inovadores, muchos de ellos fueron logrados por Colin Chapman al frente del equipo Lotus, pero por encima de todos como su creación histórica, esta la utilización del monocoque de una sola pieza formado por placas de aluminio que hizo posible obtener más rigidez y un peso más ligero al mismo tiempo, comparado con los tubos de acero que comunmente eran usados hasta entonces.

El Lotus 25 es un ejemplo de un excelente diseño como punto de referencia absoluto, y uno que en muchos aspectos ha demostrado ser el desarrollo técnico más decisivo en la historia de la construcción de carreras de coches. Su tendencia es de igual importancia o mayor que la de los diseños de Mercedes de 1901, 1914 o 1937, el gemelo-leva hemi-culata de 4 válvulas por cilindro Peugeot Grand Prix de 1912, el sofisticado sobrealimentado GP de Fiat de 1922 hasta 1923, el gobierno central de un solo asiento ( monoplaza ) Alfa Romeo de 1932 y el Cooper de motor trasero de 1959-1960 ganador del  Campeonato del Mundo en esos años. Pero en donde quedo de manera histórica fue el monocasco-chassis Lotus Climax 25, un conjunto totalmente nuevo y realizado con una mano de obra impresionante y seductora por completo, de una gran belleza.

El Lotus 25 fue impulsado por un motor V8 de 1.5 litros sumamente confiable, desarrollado por el punto culminante de conventry. El sistema de suspensión delantero fue usado meciendo el brazo interior tipo spring. Aparecio en el año de 1962 en manos del inmortal Jim Clark, quien con su motor Coventry-Climax V8, sus neumaticos Dunlop y su clasica decoracion verde con la franja y llantas amarillas, quedo plasmado en la historia como uno de los monoplazas de F1 mas bellos de todo este deporte. En ese año de su debut ( 1962 ) logro tres victorias en el campeonato del mundo.

Para la temporada de 1963, su éxito fue mayor ya que su piloto número uno  Jim Clark, tuvo una actuación sensacional ganado 7 de las 10 carreras. De esa forma obtuvo el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula Uno y también el de constructores, título logrado por Lotus por primera vez en su historia.

Colección: OLA, México.

STUDEBAKER PICK UP 1963

Publicado: septiembre 20, 2011 en AUTOS, STUDEBAKER
Etiquetas:, , , ,

Studebaker Pick Up, 1963. Escala 1:64

Colección: OLA, México.

CADILLAC 1963 AMBULANCIA

Publicado: junio 17, 2011 en AUTOS, CADILLAC
Etiquetas:, , , ,

Cadillac Ambulancia, 1963. Escala 1:64

Colección: OLA, México.

Chevrolet Corvette Grand Sport, 1963.  Escala 1:64

A principios de los años 60’s  Chevrolet comenzó un proyecto secreto con el objetivo de construir un vehículo deportivo para ganar en las 24 Horas de Le Mans y en otras competencias como las 12 horas de Sebring, sin embargo por múltiples razones General Motors nunca aprobó la construcción de las 125 unidades de calle necesarias para homologar el vehículo de competencia y abandonaron sus planes de competencia.

De aquel proyecto resultaron cinco prototipos que se conocen como Corvette Grand Sport , que son los Corvette más cotizados y exclusivos que todo coleccionista quiere tener y prácticamente inalcanzables para cualquiera. Por eso mismo la empresa Superformance ha decidido construir una réplica completamente fiel a los originales para aquellos que siempre soñaron con tener un auto como ese, además de la construcción de réplicas y versiones de los Shelby Cobra y Ford GT40, su reedición del Corvette Grand Sport del 63 no es una copia más, sino una fiel reconstrucción realizada con el beneplácito y por lo tanto con licencia de General Motors utilizando los planos originales del proyecto secreto que llevaron a cabo en los años 60’s.

Se podría decir que las réplicas son prácticamente clones de aquellos cinco prototipos originales, con la única diferencia del motor y la transmisión que ahora puede configurarse eligiendo cualquiera que esté disponible en la división de repuestos Performance Parts de General Motors. Lo mejor de todo es que a diferencia de los originales, estas réplicas estarán homologadas para circular por la calle, por lo que estamos ante una auténtica máquina que también se podrá disfrutar fuera de los circuitos donde nunca pasará desapercibida. Segun la empresa,comenzará a distribuir su Corvette Grand Sport del 63 a mediados del 2010 y estará disponible con carrocería coupé y roadster, con techo y sin techo respectivamente, tal y como se construyeron aquellos cinco emblemáticos prototipos.

Chevrolet Corvette 1963.  Escala 1:43

En el año 1952 surgió en General Motors la idea de hacer un deportivo basado en un coche de carreras y poco a poco esa idea fue empezando a convencer a los responsables de la compañía que dieron muy pronto la luz verde al proyecto, y fue así como se hizo realidad el primer Corvette. Se trataba de un coche convertible de aspecto elegante y deportivo para aquellos tiempos, con un motor de 150 caballos. Pero era una cifra demasiado ” pobre ” para el mercado americano y pronto empezaron a llegar los grandes bloques de ocho cilindros, por supuesto de gasolina y con una potencia de más de 400 caballos.

En aquella época en los Estados Unidos, donde el petróleo sobraba, había un buen número de coches bonitos y muy potentes, grandes, pero con una eficacia sobre el asfalto realmente limitada. Se tiene el dato de que el cambio automático montado en las versiones de más de 400 caballos incorporaba dos marchas, poco depués llegó la época de los famosos StingRay, lo que se llamó posteriormente C2 como la segunda generación del modelo, para cuyo diseño se habían basado en un tiburón con sus dientes en forma de parrilla y sus faros escamoteables.

La tercera  tercera generación se lanzó en el año de 1968 y fue el Corvette más vendido hasta la fecha al superar el medio millón de unidades, su estética de grandes curvas basadas en las formas de la botella de Coca Cola le hicieron el más espectacular de todos los Corvette producidos. Los Corvette de los años sesenta o setenta eran difíciles de conducir, muy delicados en su comportamiento y era necesario tener un gran tacto al volante, no hay que olvidar los más de 400 caballos, la tracción trasera y la ausencia de dispositivos para una conducción mas confortable.

Colección: OLA, México.

Cadillac S&S Victoria Hearse 1963. Escala 1:64

El nombre de Hearse deriva del francés Herce, que significa ” rastrillo, grada “, describiendo el marco temporal en que las velas son colocadas en su parte superior, también se aplica para pancartas, escudos de armas y otros dispositivos de la heráldica. Este termino se aplica a los vehículos fúnebres desde el siglo XVII.

DSC00699

Normalmente las más lujosas marcas de automóviles se utilizan como base en la gran mayoria de los coches fúnebres, en los Estados Unidos se tiene preferencia por la marca Cadillac y Lincoln, En Europa por los Mercedes Benz, Jaguar, Opel, Ford y Volvo en la actualidad, y en el pasado estaban las limusinas Rolls – Royce.

DSC00703

El Cadillac fúnebre era una versión reforzada en su chasis por la larga distancia entre ejes para llevar un peso extra en su parte posterior: Actualmente cuentan con una suspensión de servicio pesado al igual que frenos y llantas con ese mismo fin, no tienen asiento trasero ni decklin.

DSC00704

Colección: OLA, México.

Volkswagen Bus Pick Up W/sliding bed, 1963.  Escala 1:64

Colección: OLA, México

Chevrolet Corvette, 1963, Sting – Ray Coupé.  Escala 1:64

El año de 1963 se inicia con un nuevo nombre: Sting – Ray, con un diseño radical, dramático para la época, con los faros delanteros ocultos y por primera vez aparece un modelo coupé con una atractiva parte trasera en forma de gota y dos ventanillas divididas por una línea central, es conocido como el “Split Window”.

Se presenta el C2, la segunda generación del Corvette, bautizada como Sting- Ray, que ofrece por vez primera una versión coupé. Se incorpora la suspensión trasera independiente, mientras que el aire acondicionado y los asientos de cuero se ofrecen como elementos opcionales.

Con cinco generaciones en cincuenta años, el Corvette lleva a sus espaldas cambios de modelos variados. Cada serie – numerada para simplificar desde C1 hasta la actual C5 – tiene su carácter propio y único, y con su diseño y tecnología representa su época. Mientras los modelos C3 de los años setenta contaban con un motor con cilindradas récord, el desarrollo de su sucesor se definió principalmente por otras características como las aerodinámicas y el diseño ligero de peso. finalmente se llevaron a la producción de serie.


Colección: OLA, México